Blog

Los 13 errores  que arruinarán tu currículum

Los 13 errores que arruinarán tu currículum

La forma de buscar trabajo y de reclutar ha evolucionado principalmente en los últimos años. La mayoría de puestos de trabajo se ofertan de forma online a través de portales de empleo masivos o profesionales como plan Fija (aquí os compartimos la diferencia que existe entre ambos) y permiten alcanzar a un gran número de personas. La ventaja es que la oferta alcanza una mayor difusión, la desventaja es que aumenta la competencia y el número de cv que las empresas reciben. Ante la avalancha de currículos que tienen las empresas de reclutamiento, la toma de decisión entre los candidatos se acorta, por eso es imprescindible cuidar cada vez más la información, estructura y aspecto del currículum para poder resaltar entre el resto, de lo contrario nuestro CV será descartado en pocos segundos y todo el esfuerzo será en vano. 

 

¿Qué errores debemos evitar en nuestro currículum?

1) Cv muy extensos.

A la hora de redactar nuestro currículum es importante incluir solo aquella información que sea relevante e intentar que el currículum no supere las dos hojas de extensión. Para ello debemos de expresar de forma clara y concisa cuáles han sido las funciones que hemos desarrollado en un puesto de trabajo. Los reclutadores valoran más la calidad de la información que la extensión. Lo ideal es resumir en máximo 4 o 5 líneas cuáles han sido las principales funciones, logros y/o resultados que se han desarrollado en un puesto de trabajo y utilizar puntos para organizar esta información. Debes tener en cuenta que si el reclutador tiene dudas o preguntas las apuntará y te las preguntará en una entrevista telefónica o personal, así que cíñete a lo más relevante y lo que más valor aporte.

 

2) Información incompleta

Por contrapunto al evitar desarrollar los apartados para que nuestro CV ocupe solo una o dos páginas, podemos cometer otro gran error que es poner una información pobre o incompleta. Debemos incluir todo lo que hemos hecho a lo largo de nuestra carrera profesional pero de forma resumida.

 

3) Currículum ilegible

Debemos pensar que los reclutadores no son expertos en todos los campos y entornos laborales, por eso es importante evitar el abuso de abreviaturas y tecnicismos que puedan generar dudas al reclutador. Redacta de forma que sea comprensible para el mayor público posible. También se debe evitar utilizar palabras enrevesadas si no estamos seguros de su uso. Es común pensar que utilizar muchos cultismos otorga prestigio a nuestro currículum, sin embargo, un mal uso puede denotar todo lo contrario, es preferible utilizar un lenguaje correcto y formal que dominemos y que permita comunicar de forma adecuada nuestro desarrollo profesional.

 

 

 

4) Utilizar una foto inadecuada

La foto del currículum debe de ser una foto actual y con las mismas características que la del carnet de identidad o pasaporte. Es decir, debemos aparecer de frente y mirando a la cámara, vestidos de manera formal, evitando camisetas sin mangas, de tirantes o looks de fiesta, con un maquillaje natural, bien peinados y con un fondo de color uniforme, preferiblemente una pared blanca. Nunca utilizar fotos de fiesta, haciendo turismo, recortadas, con mala iluminación, etc.

 

5) No utiliza plantillas de formato estándar

Algunos puestos de trabajo permiten utilizar diseños más originales y creativos, sin embargo, la mayoría de reclutadores están acostumbrados a un diseño más común en el que toda la información está organizada del mismo modo. Esto les facilita su trabajo asimilando mejor la información. En estos modelos recuerda utilizar un tipo de letra formal, no recurras a tipografías creativas o poco legibles, utiliza como máximo dos tipos de letra diferentes, no abuses de los colores, cuida los márgenes, el interlineado y el tamaño de letra (ni muy grande, ni muy pequeña). Su lectura debe de ser agradable al reclutador.

 

6) Currículum rectificados a mano

¿Te ha pasado que has impreso tu currículum y te has dado cuenta que algún dato era incorrecto, había alguna falta de ortografía o te ha faltado añadir algo? No escribas, taches o añadas nada a mano. Aunque sea tedioso y te hayas gastado dinero en imprimir unos cuantos currículos, corrígelo en el ordenador y vuélvelo a imprimir.

 

7) Direcciones de email inapropiada

Debemos diferenciar el ámbito personal del profesional. Por eso, si tu cuenta de correo es informal es hora de que te abras un correo electrónico enfocado al terreno más profesional, es gratuito y tardas menos de 5 minutos. Por ejemplo, una cuenta de correo profesional puede contener nuestro nombre o inicial y apellido o apellidos, por ejemplo, davidgarciatorres@gmail.com, dgarciatorres@gmail.com d.garciatorres@gmail.com. Podemos utilizar caracteres como puntos o guión bajo.

 

8) No adaptar el currículum

Debemos adaptar nuestro currículum a la oferta laboral y destacar aquello que piden. Si queremos trabajar como administrativo deberemos descartar cursos, formación y experiencia que aporten valor a la empresa y evitar poner otra información como, por ejemplo, curso de monitor de tiempo libre ya que no es relevante para el puesto de trabajo. Si, por ejemplo, piden que sepas utilizar un programa determinado y sabes utilizarlo, añádelo al currículum.

 

9) Apartado: sobre mi

Este apartado debe ponerse la final de nuestro currículum y debe incluir cualidades solo si son relevantes para el puesto de trabajo. Como pasa con el punto anterior, en este apartado muchas personas ponen gustos personales o hobbies que no están relacionados con el trabajo al que se quiere optar y es un contenido que no aporta valor. Por ejemplo, si queremos trabajar para una marca o tienda de deporte será positivo poner tus méritos deportivos o qué deportes practicas, sin embargo, si optas a un puesto de administrativo esta información no será relevante por lo que no deberás incluirlo. Por supuesto, nunca pongas frases como me gusta leer, ir al cine o salir con mis amigos.

 

10) Poner redes sociales personales

Existen estadísticas que afirman que 1 de cada 5 empresas descarta candidatos por sus redes sociales, por eso, si tienes una página web profesional, blog, portafolio web o redes sociales enfocadas a tu entorno profesional será positivo poner los enlaces en tu currículum para dar visibilidad a tu trabajo. Sin embargo, si utilizas tus redes sociales para interactuar de forma personal, no incluyas los enlaces.

 

11) Revísalo

¿Sabes que si un reclutador encuentra una o dos faltas de ortografía hay muchas posibilidades de que descarte automáticamente tu currículum?

Utiliza herramientas como el corrector para garantizar que el contenido no tiene faltas ortográficas, revisa que la información es coherente y sigue un orden, comprueba que las fechas son correctas y están ordenadas de forma cronológica, revisa que los datos personales son correctos (principalmente los de contacto: teléfono y email), etc.

 

12) Exagerar o mentir

Saber decir yes no es tener un nivel medio de inglés. Si para un puesto de trabajo te piden un nivel de idiomas, ofimática, estudios, etc. ¡No mientas! Tampoco exageres los tiempos que has trabajado en un sitio. Recuerda que las mentiras duran muy poco, es preferible que en la carta de presentación que adjuntes digas que tu nivel en una determinada área es básico o nivel usuario pero que estás dispuesto a mejorar y a aprender para poder desempeñar el trabajo.

 

13) No mantenerlo actualizado

Cuando buscamos trabajo solemos subir nuestro currículum a diferentes plataformas y portales de empleo. Y ese perfil suele quedar desactualizado y no renovamos la informaición academica o laboral. Es importante mantenerlo actualizado para poder optar a nuevas oportunidades laborales. 

 

En plan Fija te ayudamos con la elaboración de tu currículum para ayudarte a incorporarte al mundo laboral. Si tienes preguntas sobre tu cv escríbenos o ven a conocernos a nuestras oficinas. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales de Twitter e Instagram para estar al día de nuevas ofertas de trabajo y nuevas entradas de blog.

Volver al listado