Blog

Las crisis crean oportunidades,  ¿sabes aprovecharlas?

Las crisis crean oportunidades, ¿sabes aprovecharlas?

Una crisis implica un cambio profundo y de consecuencias importantes que genera una realidad inestable. Esta inestabilidad abre grietas en el antiguo orden y en ellas, precisamente, es donde tenemos la oportunidad implementar nuevas soluciones. Eso significa, incluso, tener que cuestionar y repensar cosas que antes se daban por hechas, o se consideraban normales o inamovibles.

Imagínate una explanada de tierra. Fértil, uniforme, húmeda. Llega una temporada de sequía, las plantas perecen y la tierra se va comprimiendo conforme el agua se va evaporando, creando grietas. El agua que todavía queda en la parte inferior del substrato y el espacio entre los bloques duros de tierra es la oportunidad para que una nueva planta vuelva a brotar.

Ahora «imagínate» que estamos inmersos en una crisis mundial. Tú eres ese brote y tu labor es identificar dónde está el agua que te permitirá sobrevivir. Muy probablemente encontrarás dificultades, pero los grandes retos prácticamente siempre requieren grandes esfuerzos. Ante esta nueva situación de crisis tienes dos opciones:

No hacer nada

Quejarte, echarle la culpa a otros, al universo, ser de los que se dejan llevar por la situación indeseada e inesperada y vivir en la esperanza de que un día todo volverá a ser como antes. ¿Y si esa espera no dura meses, sino años?, ¿y si nada vuelve a ser como antes? El tiempo no para. La realidad es lo que vives ahora. Permanecer en el inmovilismo hace que te desadaptes del medio porque todo se transforma constantemente. Y lo mejor para ti, es que no seas tú el que deje de evolucionar.

Hacer algo

Buscar la solución, no a la crisis, si no a tu situación particular, que es la que puedes cambiar. ¿Tienes mucho donde actuar?, ¿te has quedado en el paro en plena pandemia mundial?, ¿los planes que tenías ya no son posibles?

Si tu rumbo ha cambiado de forma imprevista y han dejado de ser factibles tus objetivos de antes de la sequía, no te rindas. Puedes buscarte otros. Recuerda que para adaptarte al medio tienes que seguir funcionando. Avanzar es importante para tu desarrollo y bienestar. Y si no sabes qué dirección tomar, reinvéntate. Este puede ser el momento perfecto para que sigas formándote en tu profesión o, incluso, para que te la replantees por completo y busques tus sueños en otro sector. Piensa primero en todas las cosas que te hacen feliz y reconoce tus habilidades y limitaciones. Busca tus elementos –donde pasión y habilidad se encuentran–. Establece objetivos nuevos y reflexiona sobre los pasos necesarios que tendrás que dar para llegar a ellos. Traza una estrategia y desmenuza cada paso en tantos pequeños hitos veas necesarios. Administra tu tiempo y ve conquistando tus pequeños logros hasta conseguir las metas más ambiciosas. Y recuerda que el compromiso contigo mismo determinará en gran parte tu éxito.

No tengas miedo a equivocarte

Es simple y a la vez complejo, el hecho de tomar decisiones lleva implícito fallar a veces. Y más cuando la incertidumbre es elevada. El miedo te paraliza, te hace pensar en negativo y te ancla a tu zona de confort. Pero en una crisis, la zona de confort no es una solución. Todos queremos hacer las cosas bien, pero para hacerlas mejor que los demás tienes que perder el miedo, probar, entrenarte… y también fallar a veces.

Analiza y comprende la nueva situación y a ti mismo. Eso te ayudará a encontrar tu nuevo lugar y adaptarte. Es de sabios aprender de las situaciones que se presentan, porque en la vida todo está en constante movimiento.

 

Recurrir a orientadores profesionales como el plan Fija te puede aportar nuevas perspectivas y ayudar a afrontar los cambios que se están produciendo en tu vida.

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a alcanzar tus metas profesionales. Entérate de todas nuestras ofertas en nuestras redes sociales Twitter e Instagram y ven a conocernos al Edificio CREA de Zaragoza.

Volver al listado